"II Encuentro Nacional de Juventud 2018"

31 de Mayo de 2018

Los días 25,26 y 27 de Mayo en la Ciudad de Rosario Cascos Blancos participó del "II Encuentro Nacional de Juventud 2018" que se celebró en la Ciudad de Rosario.

Esta  Comisión, junto con un grupo de expertos voluntarios, coordinó el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) para dar asistencia a la Organización del Evento durante las 24 horas durante todas las jornadas. A su vez, conto con un stand de difusión en el Espacio de Transformación de la Realidad, donde les contamos a los jóvenes las actividades de voluntariado que lleva a cabo la Comisión.

Convocados para renovar la historia más de 15000 jóvenes de todo el país fueron protagonistas de este encuentro en donde han compartido la diversidad y riqueza que tiene nuestro país, nos hemos visto cuestionados por la realidad en la que vivimos e interpelados por nuestra historia. También redescubrimos las raíces que con gran anhelo jóvenes soñadores hicieron crecer, dando pasos certeros en un camino de fe que hoy seguimos callejeando.

En su homilía, monseñor Ojea invitó a los jóvenes a recordar a los discípulos en su primer encuentro con Jesús: “¿Qué les habrá dicho su mirada para que lo dejaran todo y lo siguieran? ¿Qué resorte del corazón habrá tocado en ellos para que les cambie la vida tan a fondo?”, interpeló. Y comparó su experiencia con la de cada joven presente en el Hipódromo: “Nosotros hemos participado de este encuentro convocados y atraídos por Él. Con Él renovaremos la historia”, expresó.

 

Además  animó a los jóvenes a “estar muy presentes a nuestros hermanos resistiendo la tentación de evadirnos y de mirar para otro lado cuando la realidad nos duela y nos interpele, poniendo el cuerpo a lo que se presente.” Les pidió también “echar raíces en la intimidad de Jesús y de nuestro pueblo, viviendo en profunda comunión con los hermanos, haciendo frente a una cultura que no favorece la comunión, sino al aislamiento y la soledad.”

 

Durante todo el fin de semana, los jóvenes trabajaron en centros de interés y el domingo por la mañana, en regiones pastorales. Los frutos de lo vivido y compartido, sobre las cuestiones que preocupan y ocupan a los jóvenes católicos, fueron resumidos en un mensaje final que se leyó después de la comunión eucarística. Este documento, servirá como líneas para el trabajo que continuará en los próximos años en la pastoral juvenil.

La eucaristía de cierre, estuvo a cargo del cardenal de Buenos Aires, monseñor Mario A. Poli, quien fue acompañado en el altar por los obispos Oscar Ojea, Eduardo Martín, Marcelo Colombo y Pedro Laxague; más de 50 obispos concelebraron desde las primeras filas. También estuvieron presentes la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti y el subsecretario de culto de la Nación, Alfredo Abriani.

 

Ver más noticias